No. 1 del Mundo

Paola Longoria

Desde pequeña fui muy hiperactiva y mis papás me metían a todos los deportes; practiqué tenis, gimnasia, futbol y hasta basquetbol. Conocí el raquetbol, y a diferencia del tenis, me gustó mucho porque la pelota era muy rápida y se jugaba en un lugar cerrado. A los 9 años califiqué a mi primer campeonato mundial juvenil y así empezó mi camino por el raquetbol. Hoy ya llevo 18 años de carrera deportiva.

A los 18 años cuando gané por primera vez el US Open en USA, supe que quería dedicarme a esto para siempre. Lo que me sacó adelante siempre fue mi actitud.